Visitas: 236

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

México, Enero 10 de 1945

Muchachita:

No puedo dejar pasar un día sin pensar en ti. Ayer soñé que tomaba tu carita entre mis manos y te besaba. Fue un dulce y suave sueño. Ayer también me acordé de que aquí habías nacido y bendije esta ciudad por eso, porque te había visto nacer.

No sé lo que está pasando dentro de mí; pero a cada momento siento que hay algo grande y noble por lo que se puede luchar y vivir. Ese algo grande, para mí, lo eres tú. Esto lo he sabido desde hace mucho, más ahora que estoy lejos lo he ratificado y comprendido.

Estuve leyendo hace rato a un tipo que se llama Walt Whitman y encontré una cosa que dice:

El que camina un minuto sin amor,camina amortajado hacia su propio funeral.

Y esto me hizo recordar que yo siempre anduve paseando mi amor por todas partes, hasta que te encontré a ti y te lo di enteramente.

"Erase el mejor de los tiempos y el más detestable de los tiempos; la época de la sabiduría y la época de la bobería, el período de la fe y el período de la incredulidad, la era de la Luz y la era de las Tinieblas, la primavera de la vida y el invierno de la desesperación".
Historia de dos ciudades.
Charles Dickens
1859. Ayer.

Una vida nace y una vida muere.
Un corazón late y un corazón se detiene.
Un cuerpo crece y un cuerpo envejece.
Hoy soy, pero mañana ¿seré?
Una nueva vida llega y otra vida se va.
La vida se renueva constantemente; nunca pierde lo que da.
La vida sólo cambia de sustancia como quien cambia de hogar. Aunque mueras, la vida seguirá.
Es incombustible y nada la detendrá.
Valiéndose de nosotros, su cáscara,
hasta el infinito se reproducirá.
Contigo o sin ti, la vida va a continuar,
porque nunca se para; siempre se dirige a algún lugar.
La vida es una noria que gira y gira y nunca deja de girar,
como una locomotora que corta el viento sin que llegue a descarrilar.
La vida no tiene ni principio ni final; es el espectáculo de nunca acabar.
La vida no espera por nadie y nadie la puede esperar.
Si te hace suyo, suyo serás
hasta que ya no le valgas y te reemplace por otro más.
Si te llama a filas, no te puedes negar,
vendrás al mundo entre sollozos y entre sollozos te irás.
En cada uno de nosotros la vida nacerá y morirá
como un ciclo que acaba y vuelve a empezar;
pero no es la vida la que muere cuando morimos,
lo que muere es nuestra conciencia de estar vivos.
El hombre es un estar en el tiempo,
mientras que la vida es y será siempre vida.
Óscar Bartolomé

RSS

© 2020   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio